En primer lugar cuando nace un becerro, se mira cual ha sido su madre, ya que es muy importante comprobar que está con ella, porque sino habría que intentar que lo cogiera y si está no lo quisiera habría que criarlo a biberón.

En segundo lugar, se procederá a ponerle los crotales que son un documento identificativo que lleva cada animal de la ganadería y que se le pone cuando nace. Se le suele poner a los dos días de nacer para que el ternero/a se adapte bien y para que la madre lo acoja bien.

En tercer lugar, después del destete, cuando estos han cumplido el año de edad se procede al herradero, en el cual se les pondrá un número, el cual nos servirá para identificar al animal para la lidia posterior.

 

ALGUNAS INSTANTÁNEAS DEL DESARROLLO DEL BECERRO

El becerro en sus primeros días de vida se pasa la mayoría del tiempo junto a su madre, tetando y durmiendo. En sus primeros meses de vida el alimento principal es la leche materna, que permitirá al becerro desarrollarse sin ningún problema. Más tarde, cuantos más días tiene el becerro más leche materna necesita para su desarrollo. También, cuando los meses trascurren el becerro va probando diferentes comidas y va descubriendo su poder alimenticio. Al final, los novillos y novillas se mantienen separados hasta que llega el herradero.

           

El becerro en sus primeros días de vida se haya continuamente controlado por su madre

           

Conforme los días van pasando se van juntando con sus compañeros y van descubriendo todos los rincones del recinto además de separarse más de la madre

           

Permanecen largas horas sesteando

           

Varias veces durante el día se alimentan de la leche que la madre produce

           

           

           

           

           

           

           

           

Además de recibir todo tipo de mimos por parte de sus reproductoras

(Fotos: Alberto Barrios)

IMÁGENES DE UN BECERRO CRIADO A BIBERÓN

Cuando una vaca desprecia o no quiere a su becerro recién parido por causas inesperadas, el ganadero se encarga de alimentarlo mediante leche en polvo para que el desarrollo sea mas o menos parecido al que hubiera tenido al lado de su madre. A continuación se muestran imágenes de la alimentación de un becerro a biberón.

           

Becerro alimentándose de la leche que el ganadero le proporciona

(Fotos: Miguel Puértolas)